Blogia
Cierzo

La torre Agbar

La torre Agbar El arquitecto y urbanista francés Jean Nouvel ha plasmado en la torre Agbar de Barcelona lo que según su parecer ha de ser la arquitectura: radical y arriesgada, a la vez que sencilla e inteligible. La torre Agbar, un obús futurista de 142 metros de altura y visible desde cualquier punto de la ciudad, ha sido su primer proyecto en España, al que sigue la ampliación del Museo Nacional de Arte Reina Sofía de Madrid, cuya inauguración está prevista para septiembre de 2005. Entre las obras más reconocidas de Nouvel destacan la rehabilitación de la Ópera de Lión, el Palacio de Congresos de Tours, la Fundación Cartier de París y el Centro Cultural de Lucerna. En fase de realización están proyectos como el Museo Guggenheim de Río de Janeiro y la ampliación del Museo de Arte e Historia de Ginebra.

La torre Agbar ocupa el séptimo lugar entre los rascacielos más altos de España y se ha convertido en el edificio más innovador tanto por su forma cilíndrica y su planta ovoide rematada por una cúpula, como por su sistema de iluminación, ya que, durante el día, los tonos azul y rojo de su revestimiento se modifican en función de la luz solar y por la noche puede proyectar combinaciones de 16 millones de colores.

La aceptación del edificio por parte de los barceloneses ha sido desigual: los hay que consideran la torre Agbar un atentado al buen gusto, a otros les agrada porque tiene los colores del Barça, a algunos su forma fálica les recuerda a un vibrador gigante, a una minoría les gusta porque causa un fuerte impacto visual en su entorno y esperan que se convierta en el símbolo de la capital catalana.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres