Blogia
Cierzo

Moda islámica en Irán

Moda islámica en Irán

Desde el pasado 21 de abril, en Irán se detiene a una media de 150 mujeres cada día, su delito: enseñar un mechón de cabello, llevar maquillaje o mostrar más piel de la que las autoridades iraníes consideran decoroso. Las mujeres que violan el código del vestuario se exponen a penas de prisión que van desde los diez días a los dos meses y a multas de entre 50.000 y 500.000 rials (4,6 y 46 euros).

Llevando al límite los códigos islámicos para el vestuario, en Irán se fabricarán "bicicletas islámicas". Estas bicicletas tienen la particularidad de integrar en su chasis una especie de jaula que mantendrá ocultas las formas femeninas cuando el viento hace que el chador se ciña al cuerpo.

Lógicamente, la cruzada del presidente Ahmadineyad por salvar a la mujer del grave pecado de la occidentalización ha provocado disturbios. Diversos sectores sociales se rebelan contra esta ley denigrante que acrecienta aún más la discriminación en un país en el que una mujer puede ser lapidada por adulterio, castigo que no se contempla si el infiel es un hombre; una mujer pierde su nacionalidad al casarse con un extranjero; en caso de divorcio la custodia total de sus hijos recae en el marido; tiene prohibido asistir a espectáculos, como el fútbol, donde los hombres no estén vestidos debidamente; no puede trabajar sin el permiso escrito del esposo o una niña de nueve años tiene edad para casarse.

La situación de estas mujeres no parece inquietar a la comunidad internacional. Se están vulnerando los derechos fundamentales de más de la mitad de la población iraní y a nadie le preocupa. Hasta ahora sólo se escuchan las quejas contra el programa nuclear que desarrolla Irán.

Activistas de los derechos de las mujeres detenidas en Irán (Amnistía Internacional)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres