Blogia
Cierzo

Sentido de la oportunidad

Carod-Rovira dijo en el pleno del Congreso que aceptó a debate la reforma del Estatuto catalán que cada vez que el PP atacaba a Cataluña, su partido ganaba votos. Y tenía razón. Pero olvidó que también ocurre lo mismo a la inversa, ERC hace ganar votos al PP con algunas de sus actuaciones.

Tradicionalmente el partido republicano ha sido un partido, como poco, polémico. Y no por su ideario o sus programas electorales. Al contrario, los problemas de ERC siempre se han derivado de las actuaciones de sus dirigentes. Poco después de la fundación ya dieron un buen ejemplo: los hechos de 1934. Pero es que tras la restauración democrática, desde Barrera a Carod-Rovira, pasando por Hortalà, Colom o Rahola no han dejado de dar muestras de una inmadurez política de antología. Eso sí, estos últimos años se han batido récords de inexperiencia.

La visita a Perpiñán, los comentarios sobre la candidatura olímpica de Madrid, las fotos de Jerusalén, las exigencias al rey, la acción contra la COPE, romper un ejemplar de la Constitución, entre otros, no han sido más que hechos inoportunos que sólo han servido para dar argumentos a los anticatalanistas, al PP, y justificar sus ataques contra Cataluña. Y no es que en algunos casos no tuvieran razón, es que un cargo público, un político, no puede hacer lo primero que se le pasa por la cabeza. Un político debe tener sentido de la oportunidad y la falta de este sentido hace inútil la mejor ideología.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres