Blogia
Cierzo

Sólo cerdos

“Sólo mujeres”, a esto se ha llegado en Japón para mantener a las mujeres lejos del alcance de los sobones. Ante el incremento de las denuncias y quejas por abusos sexuales y toqueteos, los gestores del Metro de Tokio se han visto obligados a crear vagones de uso exclusivo para ellas en los trenes que circulan por la capital a horas punta.

El año pasado, las denuncias por tocamientos y otros delitos sexuales ocurridos en trenes y metros alcanzaron la cifra récord de 2.201 en Tokio, un tercio fueron puestas por escolares y un total de 1.886 condujeron a arrestos de hombres de entre 14 y 80 años, según datos policiales.

La policía recomendó a las compañías de trenes y metro que adoptasen esta medida de separar a mujeres y hombres, y aunque en un principio las empresas se mostraron reticentes al temer que se produjeran retrasos mientras los pasajeros se ubicaban en el vagón correspondiente, finalmente han optado por imponer este sistema.

Las reacciones que ha provocado esta nueva norma han sido opuestas, dependiendo del género. Las mujeres la han aceptado con entusiasmo porque por fin podrán viajar tranquilas sin temor a que un hombre las manosee. Los viajeros masculinos se han ofendido y alegan no se les puede discriminar tratándolos a todos como pervertidos. Una solución más justa podría ser la de crear un vagón “sólo para cerdos”, en el que viajasen aislados esos tipejos que aprovechando los apretujones de un vagón atestado de gente acosan a sus víctimas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres