Blogia
Cierzo

Osama, una rosa en el desierto

La vida vista a través de un burka, la tragedia hecha mujer doliente, la muerte en vida. La película “Osama” es un durísimo relato lleno de emotividad que discurre con silencioso dinamismo, casi como un documental, y nos cuenta qué es ser mujer en Afganistán. Con los ojos empañados en tristeza y horror contemplamos sintetizada la desgracia de un pueblo, de una familia, de una niña, que para salvar a su madre y abuela de la extrema miseria se transformará en el pequeño Osama, intentando conseguir así los derechos que tiene un hombre afgano.

Desde un trípode neutro y sin prejuicios, la cámara muestra al público un paisaje desolado de polvo y desventura. Los riesgos que asume la protagonista hacen vivir al espectador momentos de tenso suspense, pues la ignorancia de las estrictas reglas talibanes no permiten intuir el desenlace. La inmersión directa y brutal en los entresijos de una sociedad esclavizada por el fanatismo religioso de los talibanes no puede dejar inmune a nadie, y Osama se aprovecha de esta conmoción para criticar lo que acontece en Afganistán desde hace siglos.

La sencillez da fuerza narrativa a la historia y los actores, no profesionales, más que interpretar viven lo que plasman en la pantalla, una realidad que se denuncia al mundo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres