Blogia
Cierzo

Estadística, sexo y otros asombros

Leo una estadística que me pasma donde, según los cálculos de Dan Savage, un conocido columnista estadounidense de temas sexuales, se estima que los hombres del país producen anualmente un total de 57.330.000 de litros de esperma masturbándose, y gastan entre 2,6 y 3,9 billones de dólares en vídeos, revistas y webs eróticas.

Parece ser que el miedo al SIDA, a las relaciones de pareja, que casi siempre terminan mal, y la vuelta a la "moralidad y a las buenas costumbres" de la era Bush, han puesto de moda la masturbación, un placer solitario, sin riesgos ni compromisos, y con esta moda ha llegado el "bukkake", un nombre que pronto nos será tan conocido como el "sesenta y nueve" o el "francés".

El término bukkake proviene de Japón, donde hace muchos años el bukkake nació como castigo para las mujeres adúlteras, a las que se llevaba a una cueva con las manos atadas y una vez puestas de rodillas, los hombres del pueblo se masturbaban en su cara. Hoy en día el bukkake ya no es un castigo, sino una fuente de placer para miles y miles de estadounidenses, gracias a los vídeos de la serie "American Bukkake", que aumentan a un ritmo espectacular.

Con el bukkake la pornografía ha llegado a su forma más pura: incitar a la masturbación mediante imágenes de masturbación, y listo. Pronto no hará falta ni argumento (si es que alguna vez lo tuvo el cine porno) ni la presencia de una actriz.

Sorprendente este nuevo panorama onanista que se nos avecina y que no tardará en extenderse por todo el mundo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres