Blogia
Cierzo

Calidad literaria

Calidad literaria La calidad de una obra depende del talento y la inspiración, de los motivos que impulsaron al autor a escribirla, de su técnica narrativa, de su cultura, de su personalidad, de la época en que vive..., de cientos de ingredientes que han de figurar como fijos al "cocinar" un texto, pero que en modo alguno garantizan que el resultado final sea el apetecido por el propio escritor, ni del gusto del lector.

La literatura, la creación en cualquiera de sus múltiples facetas, nos acerca al abismo, y en este límite entre ficción y realidad moramos; y en este territorio inhóspito nos encuentran ensimismados las musas: trabajando, escribiendo.

Escribir afecta seriamente la salud, eso lo sabemos todos los que estamos "enganchados" a esto. ¿Quién no ha pasado una noche en blanco buscando ese adjetivo esquivo y exacto que mejore su escrito? ¿Quién no ha padecido una crisis de ansiedad al no encontrar el único título posible para su obra?

Estamos enfermos de palabras. Las palabras nos dan vida, nos la quitan, nos hieren, nos persiguen, nos dominan, nos requieren. ¿Somos suicidas potenciales? Es posible. ¿Locos sin remedio? Seguramente. Pero esta nuestra, es una locura hermosa. Bendita sea porque nos hace felices.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres