Blogia
Cierzo

Tiempos difíciles para la mujer

Tiempos difíciles para la mujer

Desde finales del siglo XIX y durante la primera mitad del siglo XX, las reclamaciones de los derechos ciudadanos por parte de las mujeres se interpretó como una usurpación del espacio masculino, pues hasta entonces el ámbito ciudadano pertenecía en exclusiva a los varones.

En Europa, las reacciones anti feministas no tardaron en llegar. En Alemania, tras la Primera Guerra Mundial, el Gobierno socialista estableció las prioridades para el despido de los trabajadores: las primeras en perder su empleo serían las mujeres cuyos maridos trabajaran; después las mujeres jóvenes y solteras sin cargas familiares; luego las mujeres que tenían a su cargo una o dos personas y, finalmente, todas las demás mujeres. Esta discriminación laboral se prolongó hasta los años treinta.

En Inglaterra, durante los años veinte, las mujeres sufrieron presiones para que abandonasen sus trabajos y se les prohibió estudiar Medicina.

Durante los años treinta, desde el Vaticano y desde los gobiernos fascistas de Italia y Alemania, y también el ruso, se animó a las mujeres para que volvieran a retomar las actividades que les eran propias, es decir, la maternidad, el hogar y el cuidado de la familia. La maternidad tuvo una valoración excesiva de los gobiernos, cuyas políticas e inversiones iban encaminadas a favorecer la reproducción de la familia y a facilitar que las mujeres más pobres tuvieran más hijos.

Los gobiernos, sus políticas, las instituciones y las nuevas teorías freudianas sobre la subjetividad de la mujer, contribuyen a implantar en la sociedad definiciones como la inferioridad intelectual de la mujer y se refuerza el propósito de que el hombre conserve la hegemonía y su papel predominante en el ámbito público, mientras que se segrega y se insta a las mujeres a recluirse en el hogar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres