Blogia
Cierzo

Definir la pornografía

Definir la pornografía

Si queremos juzgar moralmente a la pornografía, habría que identificarla previamente. ¿Qué es pornografía? Para que una representación pública sexualmente explícita sea considerada pornografía, hace falta algo. ¿Qué? La intención del autor de excitar sexualmente al público. Pese a ser una definición fluctuante sobre la que no existe mayoritario consenso, lo que distingue a la pornografía de una obra de arte, pongamos por caso "Las tres Gracias" de Rubens, o de una foto ilustrativa en un manual para comadronas, es un factor meramente subjetivo.

Si pensamos en las imágenes de Jeef Koons, iconos de nuestro tiempo, presentadas en galerías y museos, ¿en qué difieren de los grabados de finales del siglo XVIII? Muchos de estos grabados se realizaron con la estricta y explícita intención de estimular sexualmente a sus compradores, sin embargo, ¿los vemos ahora como obras pornográficas? Hoy tienen la valoración de arte. Entonces, ¿qué ha de sentir el público? Si una obra concebida como pornografía no excita, ¿deja de ser pornográfica? El criterio de las posibles reacciones del público no parece un baremo mejor que el criterio de las intenciones del autor.

Decirle a un autor que su obra es pornográfica, no es precisamente un cumplido, pues el término pornografía tiene una evidente connotación peyorativa. En cambio, calificar una obra de erótica, es positivo. Yo encuentro que la diferencia entre erótico y pornográfico no es descriptiva, sino evaluativa, y me quedo con la definición de Robbe-Grillet: "La pornografía es el erotismo de los otros".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres