Blogia
Cierzo

Juicios de valor

Juicios de valor

Tras escribir “El mito trágico del Angelus de Millet”, Salvador Dalí redactó un prólogo para la edición de 1963. En el libro elaboraba su conocido método de producción de imágenes inconscientes, el llamado “método paranoico-crítico”. A partir del celebérrimo cuadro de Millet, Dalí elucubraba sobre la mujer castradora frente al hijo “absorbido”. El libro se completó con numerosas ilustraciones que demostraban la ubicuidad del ‘Angelus’ de Millet. Tazas de café, postales y viñetas retoman el motivo con ligeras variaciones. Dalí aventura sus interpretaciones más delirantes a la vez que demuestra el grado de popularidad alcanzado por el cuadro. Sin embargo, a punto de publicar el libro, el Museo del Louvre accede a radiografiar la tela a petición de Dalí. A los pies de la mujer aparece una misteriosa mancha negra. En opinión de Dalí se trata del féretro del hijo, al que Millet, por indicación de un amigo, “amortajó con una capa de pintura”. De este modo Dalí vio confirmadas sus hipótesis más descabelladas. Ante un mundo sobrecargado de interpretaciones subjetivas, la ciencia y sus herramientas cobran un inusitado protagonismo. La retórica de la opinión sucumbe al espectáculo de la tecnología. No queda lugar para los juicios de valor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Carissa García -

Es un tema muy interesante, acabo de escribir de él. Buen blog. Felicidades
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres