Blogia
Cierzo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Aznar, su incultura y Al Qaeda

El ex presidente José María Aznar dijo el martes pasado en la Universidad de Georgetown que "el problema de Al Qaeda con España empieza a principios del siglo octavo", cuando "España fue conquistada por los moros (y) rehusó perder su identidad". Si no fuera tan patético sería para partirse de risa.

Señor Aznar, ¿qué enseña en Georgetown si desconoce incluso la historia de su país?

Las legiones romanas tardaron 200 años en conquistar España, ¿cómo se explica que los musulmanes la tomaran en menos de dos años, después de una sola gran batalla? Pues porque, como siempre, España esta dividida y enfrentada. Diversas facciones de la nobleza visigótica se disputan el poder y el trono y los partidarios de Vitiza llaman en su auxilio a las tropas musulmanas del norte de África para luchar contra el rey Rodrigo, al que derrotan en la batalla de Guadalete (711).

En general, puede decirse que no hubo conquista árabe, pues no se produce una resistencia armada apreciable. Los musulmanes, en escaso número, controlan rápidamente los centros urbanos importantes, contando con la colaboración de algunos jefes indígenas que se convierten al Islam y colaboran con el invasor. Los judíos, perseguidos durante los últimos decenios del reinado visigodo, ayudan y acogen a los conquistadores bereberes y árabes. Los siervos y los esclavos, cansados de padecer miseria y explotación, reciben con entusiasmo las medidas favorables que dictan los invasores. Los hispanorromanos, los visigodos y los suevos están hartos de guerras, de la inestabilidad política, de la profunda crisis económica... No es de extrañar que las tropas de Tarik se vean como una salvación.

Al-Andalus se integra en el Imperio árabe y llega al cenit político, económico y cultural con el califa de Córdoba Abderraman III. Se implanta el sistema de regadío, se introducen nuevas especies frutales y vegetales: cítricos, arroz, caña de azúcar, algodón, alcachofas, alubias, berenjenas, azafrán, alfalfa, ajo..., se intensifica el cultivo del olivo y se exporta aceite. La producción textil conoce una gran expansión con la introducción de la seda y los brocados. Se produce cerámica, armas, orfebrería, vidrio, papel. Se abren nuevas rutas de comercio. Llega el apogeo cultural: matemáticas, botánica, medicina, astronomía, filosofía, arquitectura, jurisprudencia, literatura, alquimia... En árabe estaban escritos los textos que luego los judíos vertieron al latín en el Toledo cristiano.

Tantas cosas nos han llegado a través de los árabes: el albérchigo, la fonda, el albéitar, la adelfa, la guitarra, el turrón. Algoritmos, guarismos, cifras, álgebra y el cero; los alcoholes, los álcalis y los jarabes; el alambique, la alquitara; la acequia, el aljibe, la alberca, los baños y las fuentes públicas. Después del latín, la presencia de la lengua árabe en el español es la principal fuente del léxico castellano.

Señor Aznar, no insulte a esos moros que nos sacaron de las cavernas equiparándolos a los terroristas de Al Qaeda. No compare circunstancias y hechos sin parangón. Dice que España rehusó perder su identidad y en realidad fueron los árabes quienes respetaron la personalidad y la autonomía de las gentes de España, no olvide que los españoles fueron quienes reconocieron la autoridad musulmana mediante pactos de capitulaciones en los que los árabes respetaban la propiedad territorial, el libre ejercicio de culto y la organización interna. Puestos a decir sandeces, ¿por qué no propone que se traslade la fecha de nuestra fiesta nacional al dos de enero? En ese día de 1492 se tomó Granada y acabó el dominio musulmán. O tal vez sea más adecuado el 4 de abril, fecha en la que en 1609 se aprueba la expulsión de los moriscos y la incautación de todos sus bienes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres