Blogia
Cierzo

Sin pechos

Sin pechos

A las ya innumerables formas de mutilación femenina que conocemos, se suma otra menos difundida: eliminar los pechos de las adolescentes para evitar las relaciones sexuales y hacerlas menos deseables ante los ojos de los varones. Es una tradición antigua en algunas zonas de África del Oeste y más conocida en el caso de Camerún, donde una de cada cuatro niñas sufre el planchado de pechos. Se colocan piedras calientes sobre el seno incipiente, se aplican palos de majar u otros objetos planos ardiendo, vendajes con tela caliente… Las madres y otras mujeres de la familia son las encargadas de realizar esta práctica que provoca quemaduras, deformidades y problemas psicológicos.

En diversos medios de comunicación se ha puesto en marcha la campaña Digamos no al planchado de senos. En su web www.tantines.org, las activistas explican con claridad las causas que subyacen tras la sórdida práctica del planchado. “La gente cree que los senos van a atraer a los hombres, que los senos van a empujar a las niñas a tener relaciones sexuales precoces que pueden dejarlas embarazadas, que las niñas pueden crecer normalmente y continuar sus estudios después del planchado, que las niñas no tendrán vergüenza por tener ya pechos”.

Campagne Contre le Repassage des Seins (francés)

*Foto: Veronique de Viguerie, Getty Images, 12-09-2011

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres