Blogia
Cierzo

Dieta mediterránea

Dieta mediterránea

Dieta (R.A.E.): 1. Régimen que se manda observar a los enfermos o convalecientes en el comer y beber, y, por ext., esta comida y bebida. 2. Privación completa de comer.

Dieta mediterránea (R.A.E.): Régimen alimenticio de los países de la cuenca del mar Mediterráneo basado preferentemente en cereales, legumbres, hortalizas, aceite de oliva y vino.

 

Que me perdonen los señores de la Academia, pero ¿qué comen los chinos, productos marcianos? ¿Acaso en España, país mediterráneo, no probamos el pescado, la carne o el queso?

La dieta mediterránea está de moda por sus saludables cualidades y nuestro Gobierno ha solicitado en el Consejo de Agricultura de la UE el apoyo del resto de países para presentar esta dieta ante la UNESCO y que se convierta en Patrimonio de la Humanidad. Arrogancia no nos falta, como tampoco nos faltan escrúpulos a la hora de hacer dinero vendiendo productos falsamente mediterráneos, preparando jornadas gastronómicas de promoción, simposios, congresos, ferias, encuentros o banquetes en afamados restaurantes.  Todos sacan tajada: los investigadores, los dietistas, los nutricionistas, los antropólogos, los gastrónomos, los periodistas, los publicistas, los fabricantes... Si incluso la venden como método para adelgazar. Empresas como Bimbo, Danone, Freixenet, Gallina Blanca, Kellogg, Navidul, Nutrexpa, Koipe o Panrico se han agrupado bajo el nombre de Asociación para el desarrollo de la dieta mediterránea. Y ya me dirán ustedes qué bondades tienen las sopas de sobre de Gallina Blanca o el pan de molde lleno de aditivos que nos venden Bimbo y compañía.

La dieta mediterránea en una engañifa, la penúltima tomadura de pelo. ¿Cuántos productos típicamente mediterráneos no provienen de las antiguas Persia o China (el melocotón, por ejemplo), de Mesopotamia, de Asia, de África, del norte de Europa o de América? Ingredientes tan "típicamente mediterráneos" como la berenjena (traída por los árabes), el pimiento o el tomate (llegados de América), son hoy ingredientes básicos en muchos de nuestros platos tradicionales. También la viña, el maíz o el olivo, puntales de esta dieta, vienen del Este. La bebida preferida por nuestros antepasados fue la cerveza y no el vino. Las especias, el azúcar... el gusto y la identidad de nuestra cocina son fruto de invasiones, colonizaciones e intercambios.

Si algo hay que ensalzar es la variedad y calidad de la cocina de los países mediterráneos, no una dieta, un régimen. Porque aquí, y en cualquier parte, lo razonable es comer un poco de todo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Entrenómadas -

Sí, tienes toda la razón, se dice tonterías sobre este tema.
La huerta es huerta en todas partes y la variedad en la alimentación no es sólo cosa nuestras.
Tal vez el consumo de aceite de olivas y de legumbres se acentué más en la nuestra, pero sólo un poco más.
Bueno, me ha entrado hambre leyendo este post.

Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres