Blogia
Cierzo

Perpleja me deja la estadística

La Caixa de Pensions ha publicado, en su informe mensual correspondiente al mes de abril, un estudio en el que se viene a concluir que el tiempo que los padres dedican al cuidado de sus hijos es mayor cuando los progenitores tienen niveles de formación más altos, y llega incluso a doblarse con relación a los que no tienen estudios cuando se calcula el tiempo denominado de "calidad".

Según este informe, las madres con educación alta y que trabajan fuera de casa dedican un total de 76,6 minutos al día al cuidado de sus hijos, frente al los 46,23 de las mujeres con formación baja que también trabajan.

De estos 76,6 minutos diarios, 53,63 se dedican a las atenciones básicas y 16,97 son los de "calidad". Esta cifra duplica los 8,3 minutos invertidos en estas actividades por las madres de formación baja, que invierten 37,9 en cuidados básicos.

Esta correlación se mantiene en los padres. Los que trabajan y tienen formación universitaria dedican 37,5 minutos a sus hijos, frente a los 22,18 que dedican los de formación más baja.

Dedicarle a un hijo 8,3 o 16,97 minutos de atención de "calidad" diaria es bien poca cosa, teniendo en cuenta las necesidades de un hijo pequeño. Estoy de acuerdo en que no se trata de pasar muchas horas con un niño, estar presente es infinitamente más valioso que estar en presencia, pero aun así el tiempo me parece escaso para compartir siquiera un pensamiento, una duda, un temor o un encuentro afectivo.

La educación de los padres, un beneficio duradero (formato PDF)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres