Blogia
Cierzo

El elixir de la vida

En la antigua China, la vagina de la mujer se comparaba con un melocotón, y sus líquidos eran considerados el fluido de la inmortalidad. Para alcanzar la salud y la vida eterna, el hombre tenía que seguir el siguiente ritual: mientras la mujer le practicaba una felación, él debía succionarle el fluido vaginal, mezclarlo con su saliva 36 veces y tragarlo en tres veces a partes iguales. Chicos, por probar que no quede.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres