Blogia
Cierzo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Denuncia

Denuncia La madrugada del seis de febrero de 2000, Cristina Fanjul Cuetos, fue brutalmente agredida en Avilés. Meses de hospital hicieron falta para curarle algunas de las heridas físicas; años harán falta para cerrarle las cicatrices psicológicas. Entre las secuelas más graves: ceguera permanente y absoluta. Fernando Sanz Vecino, por entonces soldado profesional, había intentado violar y asesinar a Cristina. Ante su resistencia, la propinó una paliza, le arrancó los dos ojos y quiso acabar con su vida. A día de hoy, ella se guía con un bastón y un perro. Él, de momento está en la cárcel. La sentencia: 25 años de prisión por los delitos de asesinato y violación en grado de tentativa.

Ahora, cuando aún no ha pasado ni un lustro, la familia de Fernando Sanz Vecino solicita el indulto argumentando que 25 años en la cárcel le destrozarán la vida. Además, dicen, fue un joven ejemplar hasta aquella noche y lo ha sido después. En su historial, una sola mancha: intentar violar y matar a una mujer. ¿No es eso suficiente para que cumpla la pena impuesta?

Firma contra el indulto del agresor de Cristina Fanjul
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres